Morelia, Mich.- 10 de mayo del 2018.- Vocación y espíritu servicio son cualidades con las que debe contar una mujer que quiera ser policía, destaca Karina Sibaja Ramírez, agente de la Policía Michoacán.

Madre de una niña y un niño, tiene 42 años de edad, ocho de los cuales ha dedicado a proteger a las y los michoacanos.

Recuerda que cuando se integró a las filas de la corporación “mis hijos no lo aceptaban porque a veces no hay tiempo para estar con ellos, pero yo lo hago para ofrecerles una mejor calidad de vida y cumplir mis sueños”.

Al inicio de su carrera policial le costaba trabajo a sus compañeros hombres asimilar que una mujer formara parte de las fuerzas del orden; hoy en día, resalta, predomina la igualdad de género.

Refiere que una experiencia que la ha marcado es la gratitud de varios ciudadanos que han reconocido su amabilidad, no sólo de ella, sino de otras mujeres policías, durante los filtros de revisión que instalan en varios puntos del estado.

También formó parte de la Coordinación de Equinoterapia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), donde tuvo un gran aprendizaje; además, “yo estuve en el lugar de esas mamás, pues mi hijo nació con pie equino y yo tenía sensibilidad con ese tema, yo me apasioné con esa área porque es la parte humana de la Policía Michoacán. Nosotros ayudamos a la sociedad”, subraya.

Actualmente, Karina estudia la licenciatura en Ciencias de la Seguridad Pública y Forenses, cursa el cuarto semestre y está agradecida con la SSP por brindarle las facilidades para continuar con su profesionalización.

Este 10 de mayo, Día de las Madres, Karina felicita a las madres de las y los elementos de la Policía Michoacán en activo y a quienes han perdido la vida en cumplimiento de su deber. “Deben de ser fuertes y tener mucha valentía, porque sus hijos dan todo por lo que les gusta, que es proteger a la ciudadanía”.