El actor británico Neil Fingleton murió este domingo a los 36 años de edad a causa de un infarto.

Fingleton saltó a la pantalla grande gracias a su condición física según señalan sus amigos, a saber, era, de acuerdo con el libro de los Guiness de los Records, el hombre más alto de Europa, con dos metros y treinta y tres centímetros.

Otras producciones

También participó en “X-Men: Primera generación“, en 2011. Dos años después fue uno de los luchadores de “La leyenda del samurái: 47 Ronin“. En 2014 apareció en una escena de guerra de la cinta “El destino de Júpiter“.