Morelia, Michoacán, a 16 de mayo de 2018.- El Gobierno del Estado es respetuoso de los usos y costumbres de las comunidades indígenas, pero no así de hechos constitutivos de delito como los registrados entre ayer y hoy en el municipio de Nahuatzen, afirmó ayer el secretario de Gobierno, Pascual Sigala Páez.

El responsable de la política interna en la entidad señaló que la retención y daños a vehículos y propaganda electoral, ocasionado por un grupo de comuneros de esa localidad, serán investigados y sancionados conforme a derecho.

“El Gobierno del Estado es respetuoso de las comunidades indígenas, pero de ninguna manera vamos a permitir que estas cosas ocurran o que afecten a terceros. Eso va más allá del razonamiento mismo y no lo vamos a solapar; eso implica la comisión de un delito y vamos a actuar. De ningún modo se va a quedar impune”, expresó.

Sigala Páez explicó que el conflicto en Nahuatzen estriba en que existen dos grupos al interior de la comunidad, uno que apoya la consulta ciudadana ordenada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para administrar sus propios recursos, y otro que se opone.

Tras afirmar que en el resto del territorio estatal el proceso electoral se desarrolla sin contratiempos, en orden y con una alta participación ciudadana, el funcionario hizo un nuevo llamado a las y los habitantes de Nahuatzen para encauzar sus diferencias por la vía del diálogo y en apego a los ordenamientos legales.

“En el Gobierno del Estado estamos muy atentos y haremos todo el esfuerzo para encontrarle una salida a este problema, pero no habrá impunidad en estos casos”, sostuvo.

Cabe destacar que la Procuraduría General de Justicia del Estado integró hoy las primeras carpetas de investigación por la retención, daño a vehículos y a propaganda electoral en esa localidad ocurrido en las últimas horas.