Campeche, México, a 17 de abril de 2018.- Con las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de los estados de Campeche y Tabasco, el Primer Mandatario, Enrique Peña Nieto, concretó hoy la creación de las siete ZEE que comprometió como Presidente de la República. Es, aseguró, un cambio de paradigma y una decisión de política pública muy relevante e importante para los próximos años.

“Este es un modelo de desarrollo económico que se ha llevado a cabo en otras partes del mundo, y por primera vez en nuestra historia, decidimos adoptarlas para nuestro país”, afirmó.

En este marco, anunció que la Banca de Desarrollo está lista para que, a través de la Ventanilla Única que se ha establecido, se tenga una bolsa de apoyo, un paquete de financiamiento a todo el sector privado y a todas las empresas que decidan invertir en estas siete Zonas Económicas Especiales, de 50 mil millones de pesos, para apoyar la actividad productiva.

Explicó que estas siete Zonas Económicas Especiales se diseñaron para impulsar la actividad económica y un cambio estructural en la región sur-sureste de la geografía nacional. “No las puede tener toda entidad Federativa, están diseñadas para donde más se necesitan, y para impulsar la actividad productiva, la vocación natural que tienen muchas de estas zonas, y que tienen potencial”.

Refirió que “no solamente es llegar a un lugar rezagado socialmente, sino llegar a lugares que tienen potencial de crecimiento y de atraer inversión productiva, distinta y diferente de la que tradicionalmente ha tenido en ese lugar”. Dijo que había que “no sólo llevar apoyos directos a la población de mayor rezago social, a la más vulnerable: se trataba de impulsar las actividades y la vocación económica de estos estados para que realmente se generara más empleo y más inversión productiva”.

“Había que buscar un mecanismo que incentivara, precisamente, la inversión productiva, el cambio del paradigma del pasado que era sólo llevar apoyos sociales, pero que no estaban transformando la realidad”, apuntó.

Para eso son las Zonas Económicas Especiales, subrayó. Es, dijo, una demarcación territorial que lleva tiempo para crearse porque “significa comprar tierra, pedir que los gobiernos de los estados se involucren, aporten tierra, y se hace una demarcación territorial en donde se define cuáles serán las actividades industriales que ahí se van a impulsar; se generan incentivos fiscales; se capacita a personas o se genera capacitación de mano de obra que se dedica, precisamente, a las actividades económicas que ahí se van a desarrollar”.

Indicó que los incentivos fiscales para las ZEE son ambiciosos, “prácticamente condonan el impuesto sobre la renta de los siguientes diez años a las empresas que ahí se instalen. Es, quizá, el mayor componente que tiene este paquete de incentivos: la parte fiscal, la que garantizará que lleguen empresas e inversiones que, de otra manera, difícilmente llegarían a estas entidades federativas”.

El Primer Mandatario enfatizó que la última Zona Económica Especial que se incorpora es la de Tabasco y Campeche, “a partir del impacto que tuvo en sus economías, quizá las más afectadas del país, la caída dramática en los precios del petróleo”.

Refirió que cuando los precios del petróleo se contrajeron y cayeron más del 70 por ciento, la actividad propia de estas entidades se vio seriamente afectada, lo que conllevó a tener desempleo por el cierre de mucha de la actividad económica. Fue entonces, resaltó, “cuando decidimos adoptar el modelo de Zona Económica Especial, no sólo para impulsar la actividad o diversificar la actividad económica de estas dos entidades”, sino para que tuvieran menor dependencia económica.

El Presidente Peña Nieto precisó que “las Reformas Estructurales, particularmente, la Energética, junto con las Zonas Económicas Especiales, van a detonar de manera bien importante la actividad económica de todas las entidades de la región Golfo del país”.

Dijo que no obstante que se contrajeron los precios del petróleo, sin duda esta actividad va a seguir creciendo. “Ya hay inversiones comprometidas a partir de la apertura que nuestro país tuvo con la Reforma Energética del orden de 200 mil millones de dólares para los siguientes años, y de materializarse, van a detonar mayor actividad económica en estas entidades de la región Golfo del país”.

“No es que la actividad petrolera se sustraiga del desarrollo e impulso económico de estas regiones, pero había que abrir otro espacio, otro nicho de oportunidad y por eso se diseñaron las Zonas Económicas Especiales”, aseveró.

De esta manera, subrayó, Campeche, Tabasco y México seguirán avanzando a partir de la ruta que trazada “y con los cambios estructurales que impulsamos y donde los beneficios ya se dejan sentir; lo sentirán aquí los campechanos y tabasqueños, lo van a sentir con la actividad productiva y la extracción de hidrocarburos, porque no va a disminuir, se va a acelerar y va a crecer para reponer la plataforma productiva que tuvimos en el pasado”.

Durante el acto en el que inauguró el Acueducto Hobomó de Campeche y entregó las obras de modernización del Puerto de Seybaplaya, el Primer Mandatario, afirmó que su presencia en la entidad obedece a la entrega de compromisos muy concretos que hizo con los campechanos durante su campaña presidencial.

“Hoy estoy cumpliendo la modernización del Puerto de Seybaplaya aquí donde hoy nos encontramos que, sin duda, detonará la actividad económica de este lugar de Campeche y de toda la entidad”, señaló.

Adicionalmente, el Acueducto Hobomó es una obra hidráulica para garantizar el abasto de agua potable para los siguientes 30 años para la Ciudad de Campeche. “Garantizarán lo más importante, un elemento vital: agua para los campechanos”, añadió.

Detalló que en el estado le quedan por entregar dos compromisos firmados y regresará a entregarlos: el Puente de La Unidad y la modernización del Puerto de Isla del Carmen.

Agregó que en Tabasco cumplió con el proyecto hidrológico que protege a la población de inundaciones. Se hizo un plan hidrológico, precisó, para poner a salvo la gran ciudad de Villahermosa y su zona conurbada, así como otras comunidades. “Son obras que ya se han entregado y no hemos tenido una sola inundación en lo que va de esta Administración en el Estado, gracias al plan hidrológico que construimos”.

“Esas y otras obras son parte del cumplimiento a la palabra, a la palabra que empeñé, a los compromisos que firmé, de los que ustedes fueron testigos, y que hoy, a esta etapa del Gobierno, estamos entregando”, concluyó.