Se ha descubierto un tesoro vikingo con más de mil años de antigüedad que pertenecia al  rey danés Harald Blåtand o con apodo de “Diente azul”, esto fue en la isla de Rügen, en Alemania. Todo esto gracias a un joven de 13 años, ya que encontró varias piezas y el les dio las coordenadas.

La Oficina Regional de Arqueología y Conservación de Monumentos del “Land” de Mecklenburgo-Antepomerania, informó que ya se rescataron más de 600 piezas de plata del siglo X después de Cristo, dentro de estas piezas, están 100 monedas acuñadas por el rey Harald, que incluyen grabados de cruces cristianas y pesan alrededor de 0.3 gramos, también incluye perlas, gargantillas, fíbulas y un martillo.