El próximo 17 de marzo, Dragon Ball Super se acerca a su final, ante la expectativa de muchos mexicanos, fue aceptado en varios municipios que se aprobó su transmisión en plazas pública a través de pantallas gigantes.