El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, sostuvo que el contraste de ideas en el proceso electoral actual, no significa identificación de enemigos, eliminación o descalificación y, en consecuencia, violencia política, sino dirimir divergencias a través del diálogo y la deliberación pública de cara a la ciudadanía.

 

Durante la clausura del Foro sobre Delitos Electorales e Incidentes de Violencia Política, organizado en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Córdova Vianello consideró fundamental propiciar una lógica de respeto a los principios democráticos, que pasan en primera instancia por la negación de la violencia.

 

Ante el Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República, Alberto Elías Beltrán, y del Titular de la FEPADE, Héctor Díaz-Santana, dijo que todos “los actores políticos están obligados a no buscar ventajas indebidas que vulneren el principio constitucional de equidad en las elecciones”, que los empresarios y los medios de comunicación deben respetar el modelo de propaganda electoral y que las organizaciones sociales tienen que cumplir su rol, en la recreación de la democracia.

 

También en presencia de la Consejera Dania Ravel Cuevas y del Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) en México, Antonino De Leo, el Consejero Presidente del INE advirtió que mayorías y minorías se van a necesitar mutuamente el 2 de julio

“para darle gobernabilidad al país, para generar la cohesión social necesaria y para construir juntas un futuro de nación”.

 

En presencia de representantes de la Red Nacional Ciudadana de Observación, en el Auditorio del INE, agregó que con las organizaciones de la sociedad civil se está construyendo una cadena de escrutinio que favorezca la inhibición de conductas simuladas o evidentes que pretendan violentar la normatividad. Y llamó a todos los actores políticos, candidatas y candidatos, a los sectores económicos, empresariales y autoridades de los tres niveles de gobierno, a asumir la responsabilidad de las reglas del juego democrático.

 

En su intervención, la Consejera Dania Ravel, presidenta de la Comisión Temporal para el Fortalecimiento de la Igualdad de Género y No Discriminación en la Participación Política, del INE subrayó que “la Red Nacional Ciudadana de Observación constituye una gran apuesta por una cultura democrática nacional”.

 

Enfatizó la importancia de la observación electoral como un mecanismo que permite la participación ciudadana en la vigilancia de cada una de las etapas del proceso electoral y en la evaluación del desempeño no sólo de autoridades, sino de las y los candidatos, partidos políticos e incluso de la ciudadanía.

 

Manifestó su preocupación por la posibilidad de que más de la mitad de la población no puede estar ejerciendo los derechos políticos que tiene reconocidos en las leyes, por la violencia política contra las mujeres por razón de género, que aunque no está tipificada y no permite a las autoridades “afrontar estos casos con la eficacia que se desea, no es un pretexto para que nos quedemos de brazos cruzados”.

 

La Consejera Ravel ponderó la realización del foro, pues, indicó, permite una interlocución directa con la ciudadanía y retomar buenas prácticas e instrumentos para prevenir y combatir efectivamente, por lo que hizo votos porque, de cara a las elecciones del 1º de julio, se sigan construyendo espacios para que la ciudadanía ejerza de manera efectiva y libre su derecho a votar.

 

Al hacer uso de la palabra, Alberto Elías Beltrán, Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, en suplencia del Procurador General de la República, aseguró que “El éxito de una elección se mide por el buen funcionamiento de las instituciones y de la participación ciudadana al ejercer su voto”.

 

Señaló que la sociedad debe contribuir a que el voto se dé en un contexto de pleno respeto a los valores democráticos además de crear sinergia entre gobierno y sociedad para una mejor democracia.

 

Rechazó cualquier acción que limite los derechos políticos de las personas, especialmente la discriminación hacia las mujeres, además de cualquier expresión de violencia en los procesos electorales, así como el llamado a la intolerancia y al enfrentamiento entre personas con puntos de vista opuestos. “No permitiremos que la intolerancia vulnere los procesos democráticos de nuestro país”, dijo.

 

Asimismo, Elías Beltrán señaló que la PGR busca garantizar la plena autonomía, técnica y operativa de la FEPADE, por lo que trabajan de manera coordinada con la única misión de perseguir los delitos electorales.

Héctor Díaz-Santana, Titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, señaló que durante los trabajos realizados en el foro se trataron temas de buenas prácticas y herramientas para la denuncia de los delitos electorales y su seguimiento.

 

También, dijo, se habló del análisis conceptual de la violencia política, en especial contra las mujeres; la prevención de la violencia en el ejercicio del voto; y los riesgos que supone la delincuencia organizada en algún posible financiamiento a las elecciones.

 

Manifestó que la política es la vía para evitar la violencia y la confrontación, y que la democracia es una forma de vida donde debe garantizarse la mayor participación posible, lo que implica por principio, que las mujeres estén en todos los espacios sociales y en todos los niveles de decisión de forma igualitaria.