Acusa Trump a Obama, de querer boicotear su gobierno

Estados Unidos. 28 de febrero de 2017.- Donald Trump cree que su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, está detrás de las filtraciones de información comprometedora para su Administración, y de las protestas en su contra que vienen produciéndose en los ayuntamientos republicanos desde hace días. Así lo ha afirmado en una entrevista en el programa “Fox and Friends” (“Fox y Amigos”), en la conservadora cadena estadounidense del mismo nombre.

A decir verdad, fueron los presentadores quienes preguntaron a Trump si él pensaba que Obama era el responsable de dichas protestas, y si eso podría ser una violación del ‘código no escrito’ entre presidentes. “Creo que está detrás de ello. Y creo también que es política, así es como es”, respondió.

El actual inquilino del Despacho Oval fue entonces más lejos, acusando a su predecesor de haber orquestado las recientes filtraciones de los servicios de inteligencia aparecidas en la prensa estadounidense. “Creo que el presidente Obama está detrás de ello, porque su gente sin duda está detrás de ello. Y algunas de las filtraciones posiblemente vienen de dicho grupo, lo que es muy serio porque son muy malos en términos de seguridad nacional. Pero también entiendo que así es la política. En términos de que él esté detrás de todo, así es la política. Y probablemente seguirá”. Trump, sin embargo, no ofreció ninguna evidencia que respaldase dicha afirmación.

Este mes, Trump ya le dijo a Fox News que la información sobre sus llamadas a los líderes de México (a quien presuntamente amenazó con enviar al ejército más allá de la frontera) y Australia (a quien colgó abruptamente) fue filtrada por “la gente de Obama”, según informa la cadena estadounidense CNN. Sin embargo, no es esto lo que preocupa al presidente, sino las presuntas revelaciones sobre la relación entre miembros de su equipo y Rusia, sobre las que el FBI ha iniciado una investigación oficial, y que podrían perjudicarle seriamente.

Hasta ahora, la estrategia de Trump ha sido negarlo todo, calificando esas informaciones de “teorías de la conspiración” alimentadas por la “prensa deshonesta”. No obstante, en una aparente contradicción, también parece indignarse por la “revelación de secretos”, algo que no tendría sentido si todo lo publicado fuese falso. “Aquí el verdadero escándalo es que información clasificada está siendo hecha pública por ‘la inteligencia’ como si fuesen dulces. ¡Es tan antiamericano!”, ha tuiteado, poco antes de añadir: “Se le está dando información de forma ilegal a los fallidos New York Times y Washington Post por parte de la comunidad de inteligencia (¿la NSA y el FBI?). Igual que Rusia”.

 En ese sentido, la Administración ha pasado al contraataque: planea una reorganización de los servicios de inteligencia, supervisada por un estrecho aliado de su jefe de estrategia Stephen Bannon, y está reclutando a altos cargos de la comunidad de inteligencia y el Congreso para contrarrestar el daño que le puede hacer el relato periodístico de sus supuestos vínculos con Rusia, según informó ayer el diario “The Washington Post”. También se está sometiendo a los empleados de la Casa Blanca a un estrecho control de sus teléfonos móviles y sus comunicaciones, para impedir que puedan hablar con la prensa.

Con información de El Confidencial

Te puede interesar

Fortalece IIFEEM planteles del Telebachillerato en Queréndaro

Queréndaro, Mich. 11 de diciembre de 2017.-  La directora general del Instituto de Infraestructura Física Educativa …